Pesquera de Ebro se situa muy cerca de los lugares con más encanto de la zona del Valle de Sedano. Desde los conocidos Cañones del Ebro, hasta la población de Orbaneja del Castillo famosa por sus cascadas naturales, nosotros te proponemos rutas que debes visitar.

LOS CAÑONES DEL EBRO – PRC-BU 1
El sendero del Cañón del Ebro se encuentra marcado con las señales blancas y amarillas correspondientes a un pequeño recorrido, ya que su longitud ronda los 17 kms. Comenzamos este itinerario en Valdelateja, junto al panel que informa sobre la ruta. Debemos cruzar el puente, girar a la izquierda y llegar a la iglesia. Desde allí, una estrecha senda deja el Rudrón a la izquierda. Este río debe de sortear rocas formando vistosas cascadas y salvando el desnivel, antes de que sus aguas se incorporen a las del Ebro. Desde la estrecha senda por la que caminamos, y entre la espesa vegetación de ribera, podemos divisar en la orilla contraria la Ermita de Nuestra Señora de Ebro. Más adelante cruzamos el río por una pasarela y giramos a la derecha para bordear la vieja central eléctrica del Porvenir. Nuestro compañero de viaje, el Ebro, ahora a nuestra derecha nos conduce a Pesquera entre altas paredes rocosas, morada de una gran colonia de buitre leonado.

Podemos difrutar del espectacular paisaje durante varios kilómetros, hasta llegar a una chopera, donde el desvío izquierdo asciende a Pesquera. Ahora descubrimos este bello conjunto medieval, donde sus sólidas casonas lucen en sus fachadas espléndidos blasones. Antes de salir de Pesquera, frente al “Mesón del Cañón”, podemos observar una curiosa inscripción y un escudo. Tras cruzar el puente ascendemos por la carretera y así llegamos a un cruce. A una escasa distancia, y en dirección al puerto de la Eme, parte a nuestra derecha el antiguo camino de Cortiguera. Vale la pena detenerse y admirar el pozo de San Vicente, cuyo arroyo finaliza su curso en el Ebro. Ahora el sendero se hace más ancho y la pendiente se incrementa. Llegamos a una ancha pista que, tras salvar un barranco, asciende y finaliza en el señorial lugar de Cortiguera.

Antes de abandonar este encantador rincón pasamos junto a la fuente y un monumental palacio. Emprendemos de nuevo la ruta, por un camino más ancho que se dirige hacia Valdelateja por la parte superior del Cañón. Desde distintos puntos de la ruta, la vista sobre el Ebro es única y seguro que nos impresionará. Tras caminar un rato, llegamos a un cruce donde el ramal derecho atraviesa un bosquete de encinas para descender después por un curioso y divertido camino antes de llegar al final de nuestro itinerario, Vadelateja.

 GR-99 CAMINO NATURAL DEL EBRO:
Pesquera de Ebro es una de las etapas de este sendero de gran recorrido que enlaza el nacimiento y la desembocadura del río Ebro siguiendo sendas de ribera y otros caminos.

La etapa 5 comunica Orbaneja del Castillo con Pesquera de Ebro siguiendo el curso del río y pasando por Escalada, Quintanilla Escalada, Valdelateja y Cortiguera. Existe otra alternativa que acorta el recorrido ascendiendo por la Venta de Orbaneja y Turzo.

La etapa 6 continúa el curso del Ebro hasta llegar a Tudanca, desde asciende por el puerto de los Tornos para finalizar en Manzanedo.

Si necesitas más información, descargate la documentación de las etapas en los siguientes enlaces:

Folleto Camino Natural del Ebro, etapas 4, 5, y 5.1 Orbaneja del Castillo – Pesquera de Ebro

Folleto Camino Natural del Ebro, etapas 5, 5.1, y 6 Orbaneja del Castillo – Pesquera de Ebro – Manzanedo

ERMITA DE SANTA ELENA Y CENTOLA
Este corto itinerario está recomendado en especial para todos aquellos que no disponen de tiempo para realizar la ruta del Cañón del Ebro. Partiendo desde Valdelateja, una ancha pista, paralela al río Rudrón, se acerca hasta la Posada del Balneario. También podemos realizar este primer tramo por la orilla del río. Una vez en la Posada, cruzaremos el río y tomaremos una estrecha senda a la izquierda, que va ascendiendo lentamente hasta Siero, un antiguo poblado abandonado. Pasamos junto a las ruinas de su iglesia y seguimos ascendiendo hasta la parte alta del cerro, lugar donde se encuentra la Ermita y se goza de una espectacular vista y de una paz absoluta. Para el regreso, tomamos la misma senda a Siero. Metros más abajo, el ramal derecho nos lleva de nuevo a Valdelateja. A lo largo de la ribera del Ebro podemos encontrar zonas llanas y frescas, ideales para el paseo en los meses de calor. Frente a la estación de servicio Ebro de Quintanilla Escalada, sin cruzar el río, parte una pista que nos acercará hasta la Ermita de Nuestra Señora de Ebro y la Central del Porvenir. El suave camino, paralelo al río Ebro, discurre por el fondo del Cañón. Emprenderemos el regreso por el mismo camino. Desde la misma estación de servicio podemos llegar a Escalada por una ancha pista.

Si queremos andar algo más podemos enlazar con la bella localidad de Orbaneja del Castillo por una estrecha senda. Para regresar, utilizaremos el mismo itienerario. Si preferimos partir desde Orbaneja, tenemos una buena opción para ascender al páramo y ver este bello pueblo desde lo más alto. Llama la atención el fuerte contraste entre las parameras, los cortes rocosos y el fondo del Cañón regado por el Ebro. Las alternativas para pasear son muy numerosas.

NOS VAMOS DE RUTA

Desde nuestro alojamiento te proponemos esta interesante ruta que recorre los lugares cercanos que presentan un gran interés turístico. Si la ruta es larga, siempre puedes dejar sin visitar algunas poblaciones.

Pesquera de Ebro: un esbelto puente sobre el Ebro da acceso al interesante conjunto medieval, en el que abundan las fachadas de sillería y los blasones. Frente al Mesón del Cañón, destaca un escudo y una original inscripción que hay que leer. La iglesia y su crucero son los otros alicientes del pueblo.

Cortiguera: hasta este núcleo se llega por una pista en mal estado. La visita nos hará recapacitar sobre el estado del patrimonio, sobre todo al ver las ruinas de lo que un día fue un sólido palacio realizado en sillería, y del que aún lucen espléndidos escudos.

Cortiguera

Porquera de Butrón: En sus inmediaciones se localiza el dolmen de la Cotorrita.

Ahedo de Butrón: Este bello conjunto rural se sitúa en un Vallejo, su vegetación contrasta con la del páramo. Su iglesia resalta por la calidad escultórica de su portada.

Huidobro: antes de llegar al conjunto se localiza el dolmen del Moreco.

Gredilla de Sedano: la talla de la Virgen resalta sobre el tímpano de esta románica iglesia de San Pedro y San Pablo.

Sedano: en los diferentes barrios abundan las buenas casonas de sillar, algunas de las cuales lucen esbeltos escudos en sus fachadas. Junto a la iglesia parroquial, que se alza en la silueta del conjunto, se hallan unas curiosas tumbas antropomorfas. Perdido se encuentra uno de los escenarios más privilegiados de Sedano: en el barrio de Lagos, bajo un puente, el río Moradillo forma una vistosa cascada.

 

Moradillo de Sedano: destaca sobre el resto de la localidad la iglesia románica de San Esteban, del siglo XIII, y en ella la excelente y fina talla de su portada, dominada por el Pantocrator y detalles de gran calidad. Casas típicas y blasonadas completan el armonioso conjunto.moradillo de sedano

Covanera: en sus cercanías se localiza el famoso Pozo Azul, una surgencia kárstica cuyas cristalinas aguas vierten al Rudrón.  Es paseo obligado.

Covanera-Pozo Azul arcay

Tubilla del Agua: el agua es protagonista en sus calles, formadas por típicas casas de piedra y madera.

San Felices: la ribera del Rudrón es muy atractiva para los pescadores. Las formas rocosas son caprichosas.

Sargentes de la Lora: la fiebre del petróleo marcó el desarrollo de esta pequeña población. En sus inmediaciones se localiza otro curioso dolmen de corredor.

Valdelateja: el núcleo se desarrolla en estrechas callejuelas y resulta de interés para los amantes de las casas de piedra y de madera bien rehabilitadas. Sobre el pueblo, la ermita prerrománica de Santa Centola y Elena posee un emplazamiento muy original en un cerro aislado. Hasta allí es posible ascender por una empinada senda que parte del pueblo. Para dar un paseo más accesible, la pista paralela al Rudrón nos acerca hasta la Posada del Balneario. Podemos regresar por la senda de la ribera, entre la pista y el río.

Quintanilla-Escalada: el Ebro divide en dos a este núcleo. En la margen derecha llama la atención la esbelta torre de su iglesia, en torno a la cual se extiende el caserío.

Escalada: este núcleo, bañado por el Ebro, se encuentra presidido por las torres de los Gallo y una iglesia románica con amplia portada. En el interior del pueblo varias casonas aún conservan llamativos detalles en sus fachadas.

Orbaneja del Castillo: estamos en uno de los conjuntos rurales más bellos de España. El pueblo, a orillas del Ebro, se ha adaptado a la pendiente. Un arroyo nace en una cercana cueva y divide al pueblo en dos, antes de que sus aguas se precipiten formando varias cascadas. El núcleo ha sabido mantener las líneas de la arquitectura popular. Frente al pueblo, en los farallones rocosos, sobrevuela el buitre leonado y se aprecia la silueta de Africa. Orbaneja nos dejará un agradable recuerdo.

Gallejones: la casa tradicional mantiene la apariencia de las construcciones cántabras, en las que la solana es un elemento básico.

Villanueva Rampalay: en pleno Valle de Zamanzas, fue necesaria la construcción de este imponente puente para atravesar el caudaloso Ebro.

Tudanca: se trata de un conjunto único. Al privilegiado escenario que ha creado el Ebro antes de adentrarse en la Sierra de Tudanca, se suma el atractivo encanto que posee este núcleo rural, por el que parece que no ha pasado este siglo.